¿Los cristianos deben o no celebrar la Navidad?

¿Los cristianos deben celebrar la Navidad?

Cada año se reabre el debate de que si los cristianos deben celebrar la navidad, o de que si la navidad es una fiesta pagana, y un largo etcétera. Así que hoy analizamos los hechos para dar una respuesta objetiva y lo más acorde a la enseñanza bíblica.

¿Qué es la Navidad?

Consultando el Diccionario de la Real Academia Española, hallamos que la Navidad es una “festividad anual en la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo.” Esto es importante aclararlo porque el concepto de navidad de muchas personas ni siquiera gira en torno a Jesucristo, y algunos quieren rechazar la navidad basándose en una idea equivocada con lo cual tendrían razón para el rechazo. Por ejemplo, algunos creen (y erróneamente) que la navidad es Santa Claus (sí, el viejo gordo vestido de rojo al que lo mundano ha insertado a la fuerza y el cristiano debe sacar a empujones). ¿Comercio? También se reconoce que la gente ha dado un toque groseramente comercial a la navidad, de modo que como la fiesta es propicia para el amor, amistad, las reuniones familiares, etc., debe haber obsequios, símbolos que se vienen usando (árbol, guirnaldas, luces, adornos, etc) y todo lo que se pueda comprar o vender y que evoque los colores rojo o verde que el mundo ha dado como simbología a la navidad.

La palabra navidad viene de “natividad”, que significa “nacimiento”. El diccionario bíblico de Wilton Nelson dice que la Navidad es:

Natividad de Jesucristo. Aunque la fecha exacta del nacimiento del Señor se desconoce, la mayoría de los protestantes y católicos romanos celebran la Navidad el 25 de diciembre. Sin embargo, las iglesias ortodoxas orientales la celebran el 6 de enero, y la iglesia armeniana el 19 de enero. Se desconoce si la iglesia primitiva celebraba la Navidad e, incluso, en la actualidad hay grupos de cristianos que consideran que no debe celebrarse.

Entonces admitimos que la Navidad es una fiesta de celebración del nacimiento de Jesucristo, lo que hace identificarla exclusivamente con una fiesta cristiana, y donde obviamente no puede tener cabida Santa Claus ni nada que le aleje de su significa. Navidad es Cristo.

¿Cómo surgió la navidad?

Para nadie es un secreto que en la antigüedad se celebraban cultos de carácter pagano, incluso para la fecha del 25 de diciembre. Debido al crecimiento e influencia del cristianismo, estas fiestas fueron quedando sin importancia, y más por el hecho de que ya los cristianos no las celebraban, sino que como habían entendido que Cristo es la razón de su existencia y el Único Digno; y así como los paganos conmemoraban al dios sol, los cristianos comenzaron a celebrar el nacimiento del Salvador, ajenos de aquellos paganos que poco a poco fueron menguando. La influencia del cristianismo fue lo que logró establecer la fiesta de la Navidad.

Nadie mejor que los cristianos para celebrar o hablar de la Navidad. El milagro del nacimiento virginal lo conocemos nosotros, lo propagamos y enseñamos su profundo significado. No es el mundo quien debe decirnos cómo celebrar el nacimiento de Jesús. El mundo intentará modificar la Navidad con la inclusión de múltiples elementos que la hagan alejarse de la Biblia cuanto más sea posible porque en realidad no aman al Salvador. Aquí es donde el cristiano debe mantener la pureza de su verdad.

¿Y qué de los que dicen que la Navidad es pagana?

Algunas personas afirman que la Navidad es una fiesta pagana, y por tal motivo no debe celebrarse. Uno de los grupos religiosos que más afirma esto son los llamados testigos de Jehová. Afirman que Cristo no nació el 25 de diciembre, o que es adaptación de fiestas paganas, etc. Analicemos estos argumentos.

No celebrar la Navidad porque Cristo no nació el 25 de diciembre.

La sabemos, Cristo no nació el 25 de diciembre (de hecho nadie sabe la fecha exacta). Tampoco sabemos la fecha de su muerte, y aun así la celebramos también. En realidad no es la fecha lo que más importa sino su valor. Alguien dijo que si era importante conmemorar que el hombre puso su pie en la luna, ¡cuánto más importante es el hecho de que Dios ponga su pie en la tierra! ¿Podemos celebrar el nacimiento de Cristo en otra fecha? Sí, sin duda. Lo importante es que lo haga y que el mundo pueda ser afectado por eso. Si el 25 de diciembre es más fácil aprovéchelo: enseñe a todos el profundo significado de que Cristo haya nacido.

No celebrar la Navidad porque es más importante su muerte, no su nacimiento

Si el nacimiento de Jesús no fuere importante, ¿cree usted que la Biblia se molestaría en registrarlo? La historia de la navidad está descrita en la Biblia con muchos detalles interesantes. Lucas lo ubica en el censo de Augusto (Luc 2:1). También nos dice que Dios envió muchísimos ángeles y que fueron vistos por pastores. Algunos sabios no dudaron en recorrer largas distancias para adorar al niño que nacía. El evento del nacimiento de Jesús nos dice que si Dios decidió limitarse por el tiempo y el espacio, debía al menos anunciarlo durante siglos y demostrarlo. Quien midió las aguas con su mano ahora había permitido que le viéramos. Celebremos su nacimiento, su muerte y su resurrección. A continuación presentamos un vídeo del ya fallecido Pablo Santomauro acerca de este tema.

Conclusión

Así que, ¿los cristianos deben celebrar la Navidad? Sí. La Navidad no es pagana, es bíblica. Que nadie sepa la fecha de la noche de Navidad no es motivo para no celebrarla; y que hayamos quitado de en medio a fiestas paganas para celebrar la Navidad bíblica, habla del enorme impacto de la fe y del poder del evangelio. Por supuesto, habrá gente que querrá modificarla, de escépticos que preferirán evitar que se celebre a Jesús e impondrán a Santa Claus, y otros que la cubrirán de elementos que le hagan alejar de la Biblia. Si dejamos de celebrarla, ya no habrá motivos para hablar de Jesús. Mientras tanto glorifiquemos a Jesús con ella.

No es obligatorio celebrar la navidad. Nadie es más creyente o cristiano que otro por celebrarla, ni menos creyente por no celebrarla. Nuestra salvación no depende tampoco de celebrarla o no. Quien la celebra, hágalo para Dios, y quien no, no lo haga.

Que el Señor te bendiga.

Acerca del Autor

Juan Valles
Juan Valles
+ Artículos

Teólogo en formación, predicador del evangelio; apasionado por la apologética y la doctrina cristiana; se dedica al estudio de sectas y movimientos religiosos. Está casado y reside en Caracas.