La Apologética y las Redes Sociales

La Apologética y las Redes Sociales - facebook - twitter - instagram
¿Qué importancia tiene para la Apologética las Redes Sociales? Lo que necesitamos saber a favor y en contra de comunicar en la red.

Las redes sociales son grupos de comunicación que han emergido a través de distintos sitios web. Estos grupos han potenciado toda posibilidad de comunicación entre personas de diferentes vecindarios, ciudades, países, culturas o lenguas. Han acercado y unificado a la humanidad en torno a intereses comunes. Y hoy es un tema de relevancia para nosotros.

Por otro lado, la apologética es la disciplina teológica que consiste en dar razón, lógica, objetiva y coherente, acerca de una verdad o un hecho concreto, y en nuestro caso, del cristianismo. Esta disciplina no escapa de las muchas comunicaciones que se dan en las diversas redes sociales.

La importancia de las Redes Sociales para la Apologética

Las redes sociales no son sólo canales para comunicarnos. También son estructuras o plataformas indispensables para hacer marketing, medios de entretenimiento y se quiere, canales de información. Pensando en esto, estos medios digitales tienen una relevancia que no podemos pasar por alto al pensar en la apologética.

Podemos llegar a muchas más personas en nuestros trabajos evangelísticos y de defensa de la fe. Hoy más que nunca pululan los foros de debates; el conocimiento apologético; noticias sobre descubrimientos arqueológicos o científicos, citas o frases de carácter apologético, vídeos acerca de sectas, religiones o denominaciones; y diversos recursos que a diario se comparten con la finalidad de aprender o mejorar la defensa de la fe cristiana.

Esto ha abierto la posibilidad de que muchos sitios cristianos (recomiendo sitios como Cross ExaminedRincón ApologéticoMiapic, El fanpage de Carlos Rodríguez o nuestro fanpage de Facebook) utilicen las redes sociales para promover la apologética, y reforzar la enseñanza teológica. Este bombardeo constante acerca de la verdad puede lograr no sólo convencer al escéptico sincero que busca respuestas, sino que puede salvar a quienes estando en alguna comunidad cristiana luchan contra la duda y algún rastro de incredulidad.

La Apologética y los debates

¿Debates por redes sociales? ¡Los hay! No existen sólo en el campo religioso sino en casi cualquier tema. La apologética no escapa de ello. Las redes sociales son una excelente plataforma para comunicar. La verdad no sólo puede ser conocida, sino enseñada. Y los debates ayudan a ello.

La base bíblica que conocemos para la apologética está en 1Pedro 3:15, donde se nos insta a responder. Y aunque este mandamiento conlleva a hacerlo con mansedumbre, humildad y respeto, no dice donde. Así que a sabiendas de la importancia de comunicar la verdad, facebook es una buena opción para debatir, donde los grupos temáticos han pasado a reemplazar los foros que hace pocos años eran un boom en internet.

También es importante preguntarnos: ¿para qué debatir? Si crees que un debate es sólo para hacer callar a alguien o demostrar tus habilidades y conocimientos, es mejor que no lo hagas. La apologética tiene como finalidad comunicar la verdad que las personas necesitan para tener un encuentro con Dios. Dicho de otra manera: la persona con quien debatimos no es nuestro enemigo, es nuestro prójimo que se puede perder si no le decimos la verdad.

No echéis las perlas a los cerdos

Las redes sociales también son la vitrina de muchos burladores. Buscan contender sin ánimos de nada más. O hay miembros activos de sectas que andan de cacería buscando engañar a los cristianos. No hay nada que temer cuando tenemos la verdad. Hay que discernir cuando alguien tiene un sincero deseo de conocer a Dios, y cuando alguien no le interesa la verdad. Hay personas que no se salvarán ni porque el mismo Jesucristo se les presente.

Teniendo esto en mente, no permitamos que nuestra apología sea para discutir, denigrar, o insultar para tener la razón, sino para llevar a alguien a tomar una decisión respecto a la fe en Jesucristo como Señor y Salvador. La Biblia nos exhorta a no echar las perlas a los cerdos (Mat 7:6), es decir, no desperdiciar el tesoro de nuestra fe y valiosa verdad en personas que sólo quieren pisotearla.

No te conviertas en necio

También es importante saber que podemos toparnos frente a una audiencia que ama tanto el escepticismo que no sólo será echar las perlas a los cerdos, sino que cuya necedad adoptaríamos de tanto perder el tiempo frente a ellos. La Biblia advierte: «No respondas al necio según su necedad, o tú mismo pasarás por necio» (Pro 26:4, NVI). Un necio es aquél que no sólo rechaza a Dios, sino que lo hace para dar rienda suelta a su maldad, siendo incluso hostil a todo lo que apunte al Creador. Así que no escuchará razones.

No dejando de Compartir

El compartir contenidos de esta índole es supremamente necesario, esto con el fin de ir preparando más obreros para la mies, y que muchos más despierten a esta necesidad de compartir el evangelio estando preparados para presentar defensa, respondiendo eficazmente para evangelizar.

Las redes sociales, como facebook, twitter o instagram sirven para que las personas se topen con contenido que les puede cambiar la vida. Un escéptico sincero (de esos que no creen pero que buscan e irán a donde los lleve la evidencia), puede ser impactado con una alguna frase sencilla que publiquemos o compartamos de otro. O algún hermano en la fe que ha venido dudando por no conocer ciertos aspectos del cristianismo, puede no sólo entender el origen del cosmos o la historicidad de Jesucristo, sino que podrá animarse a prepararse en el campo de la apologética. Si ves algún contenido digno de compartir, no dejes de hacerlo.

Conclusión

Así que debemos aprovechar el auge de las redes sociales y facilitar así la comunicación con todos aquellos que solicitan respuestas. En esto debemos entender que enfrentaremos el riesgo de tener contacto con quien sólo quiere sacarnos información en nuestra contra, o de quien sólo quiere perturbar movido por la necedad en su corazón. Sea como sea, las redes sociales son un inmenso trampolín que podemos utilizar para comunicar la verdad, no sólo a quien la solicita por ser un buscador sincero, sino también a nuestros propios hermanos en la fe que carecen del conocimiento de esta disciplina, y que sin duda les afectará para bien y dar más frutos para nuestro Señor.

Que nuestro buen Dios le bendiga. No olvide compartir.

Acerca del Autor

Juan Valles
Juan Valles
+ Artículos

Teólogo en formación, predicador del evangelio; apasionado por la apologética y la doctrina cristiana; se dedica al estudio de sectas y movimientos religiosos. Está casado y reside en Caracas.

Deja un comentario