Los 144.000 de apocalipsis y los testigos de Jehová

Los 144.000 de apocalipsis y los testigos de Jehová

Hace algunos días conversé con Antonio, un buen vecino que es un testigo de Jehová. Y en algún momento de nuestra charla hablamos sobre la vida inmediata después de la muerte y quiénes son los 144.000 de apocalipsis. Mientras hablábamos me pregunté si he enseñado a otros sobre esto. Sé que hay cristianos que desconocen lo que creen los “testigos”, y esta plática me motivó no sólo a enseñar lo que creen ellos sobre este tema, sino en cómo responder también.

El pacto y promesa eterna de los testigos de Jehová

Según la doctrina ruselista, los salvados están divididos en dos grupos. Uno de ellos, lo que consideran la gran muchedumbre, vivirá en la tierra (se basan en Juan 10:16); y el otro grupo, llamado la manada pequeña o rebaño pequeño, estaría compuesto, según ellos, de 144.000 personas que vivirán en el cielo (se basan en Lc 12:32). En un libro de bolsillo llamado “El Conocimiento que lleva a la vida eterna”, dice

Un número limitado de hombres y mujeres serán resucitados para vivir en el cielo… ¿A cuántos llevará Dios al cielo para gobernar con Cristo? La Biblia dice que solo a 144.000 (Revelación 7:4; 14:1).

Todo testigo de Jehová está enseñado a creer que el nuevo nacimiento del que habló Jesús en Juan 3:3 a Nicodemo, no es para todos, sino sólo para 144.000 creyentes fieles y escogidos por Dios. Así, sólo este pequeño grupo es considerado comprado por la sangre del Cordero, que son primicias, y a quienes se les ha preparado lugar en la casa del Padre (Jn 14:1-3).

De hecho, para que a usted no le tome por sorpresa al consultarles sobre este tema, los testigos de Jehová normalmente no quieren vivir en el cielo. Saben que no es para ellos, están resignados y, de cierta manera, creen que es mejor estar en la tierra en un paraíso como lo pintan en sus publicaciones. Pero tenga en cuenta que el asunto no debe centrarse en lo que ellos quieren o no, o creen o no, sino en lo que dice la Biblia al respecto.

¿Qué enseña la Watchtower sobre los 144.000?

La Watchtower enseña que estos 144.000 son, entre otras, cristianos y miembros de los testigos de Jehová que Dios ha ido seleccionando para tal fin. Ni siquiera Job, Juan el Bautista o el Rey David estarán en ese selecto grupo. En la revista Atalaya del 16 de enero de 2016, leemos la siguiente afirmación:

La mayoría de los que sirven hoy día a Jehová no irán al cielo. Ellos esperan vivir en la Tierra bajo el gobierno de Dios, al igual que Abrahán, David, Juan el Bautista y otros hombres y mujeres de tiempos bíblicos (Hebreos 11:10). En el cielo habrá 144.000 reyes gobernando con Cristo. Pero la Biblia dice que en los últimos días solo quedarían algunos “restantes” de los ungidos en la Tierra (Revelación 12:17). Así que la mayor parte de los 144.000 ya han muerto y están en el cielo.

Revista Atalaya 15 de febrero de 1995 | Los 144.000 apocalipsis | apologetica cristiana

Tengo una revista Atalaya del 15 de febrero de 1995 que dice lo siguiente sobre los 144.000: “Estos ungidos engendrados por espíritu han servido de embajadores de Cristo en la Tierra desde el Pentecostés del año 33 E.C…. El rebaño pequeño de 144.000 es “el Israel de Dios”, que ha reemplazado al Israel natural en los propósitos divinos. (Gálatas 6:16.)”.

En otro de sus libros, llamado “¿Qué enseña realmente la Biblia?”, pag 74, dice:

A estos 144.000 cristianos ─entre quienes están los apóstoles fieles de Jesús─, Dios los resucita para que vivan en el cielo… En nuestros días quedan ya pocos de los 144.000. Cuando mueran, resucitarán al instante para vivir en el cielo.

Ya sabiendo esto, vayamos a las Escrituras…

¿Qué enseña realmente la Biblia sobre los 144.000?

Nuestra primera y más importante fuente de información sobre esto es la Biblia. Cito entonces lo que dice Apocalipsis 7:4-8:

Y oí el número de los que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil de todas las tribus de Israel. De la tribu de Judá fueron sellados doce mil; de la tribu de Rubén, doce mil; de la tribu de Gad, doce mil; de la tribu de Aser, doce mil; de la tribu de Neftalí, doce mil; de la tribu de Manasés, doce mil; de la tribu de Simeón, doce mil; de la tribu de Leví, doce mil; de la tribu de Isacar, doce mil; de la tribu de Zabulón, doce mil; de la tribu de José, doce mil; de la tribu de Benjamín, doce mil.

Cuando leemos el pasaje de apocalipsis 7 sobre los 144.000 nos queda claro quienes son. Claramente el texto dice: «… de todas las tribus de Israel». Eso basta. El testigo de Jehová está equivocado. Se trata de judíos. Y esto es tan cierto que luego se confirma discriminando cuántos serán de cada tribu.

¿Un número simbólico?

El número 144.000 parece no ser literal sino simbólico. Que sea doce mil puede referirse a un número completo, como que había doce tribus (Ex 24:4), doce apóstoles (Mt 10:2), doce columnas, doce tronos, doce estrellas (Ap 12:1), doce cimientos con doce nombres (Ap 21:14), doce puertas (Ap 21:21), doce frutos (Ap 22:2), etc. Esto parece hablar de un número grande e indeterminado.

Pero, en caso de ser literal, no significa que sean exactamente 144.000 los judíos salvados (como erróneamente piensan algunos), sino una representación, doce mil de cada tribu, de los que han sido sellados.

¿Por qué son judíos?

Sobre la identidad de este grupo de personas hay que destacar que los cristianos no nos ponemos de acuerdo. Pero el mismo texto nos da la respuesta: son judíos naturales. Cada vez que se habla de las tribus de Israel en la Biblia siempre se refiere, literalmente, a judíos. Y esto se confirma con la mención específica de cada tribu. Nunca en la Biblia se habla de las doce tribus para mencionar a los cristianos (que en realidad no son de ninguna tribu). Norman Geisler y Ron Rhodes afirman sobre esto:

En ninguna otra parte de la Biblia significa una referencia a las doce tribus de Israel cualquier cosa fuera de las doce tribus de Israel.

¿Ha rechazado Dios a Israel?

Uno de los motivos para no ponernos de acuerdo es que algunos piensan que Dios rechazó a Israel. Pablo lo niega rotundamente (Ro 11:1), de hecho Israel ha de recuperarse (Ro 11:11-12) en el tiempo señalado (Ro 11:25). Muy fácilmente Juan puede ver aquí un eco o una de las formas en que Dios ha estado cumpliendo lo que dijo Pablo en Romanos 11:26: «Y entonces todo Israel será salvo». Esto significa que definitivamente, algún día, los judíos irán tras la justicia por la fe en Jesucristo.

Entonces, argumentar que los judíos ya no están en los planes de Dios y que en consecuencia estos 144.000 de apocalipsis 7 no son judíos es un error. Sí lo son.

Las tribus cambiadas de apocalipsis 7

Cuando la conversación es con algún testigo de Jehová bien versado en las doctrinas de la Watchtower, es posible que argumente que estas tribus no son iguales a las de Génesis 49, y que en consecuencia no podría tratarse de judíos.

Pero eso no es un argumento de peso. La ausencia aquí de Dan y Efraín aunado a la mención de doce tribus en realidad refuerzan que se trata de judíos. El problema de la idolatría podría haber sido el detonante, tanto para la exclusión de Dan (ver Jue 18:1-31; 1Re 12:28-30) como la de Efraín ver (Jue 17:3; 1Re 12:25-29; Os 4:17; 5:3-5).

Aquí algunas personas se olvidan que la Biblia sigue dando importancia a los judíos a pesar de su incredulidad temporal. No olvide que a Juan se le revela que es una blasfemia admitir falsamente que se es judío: «Yo conozco tu tribulación y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos y no lo son» (Ap 2:9).

Entonces, ¿cuántos van al cielo?

La Biblia no indica que sólo 144.000 vayan al cielo. Las muchas menciones y descripciones que hace la Escritura distan mucho de las enseñanzas de la watchtower. Veamos algunos:

Apocalipsis habla de multitudes

Las multitudes en apocalipsis no están de adorno. En Ap 5:11 hay en el cielo, alrededor del trono, millones de personas. Obviamente no hay sólo 144.000 salvados. En Ap 7:9, pocas líneas después de mencionar a los 144000, Juan ve en el cielo «una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas». Y en Ap 19:1,6 Juan oye a una gran multitud en el cielo que alababa a Dios.

Las afirmaciones de Jesús

Nuestro Señor Jesucristo habló de su promesa de vida eterna. En juan 14:2 dijo que estaba preparando un hogar en el cielo para todos (si alguien cree que esa promesa es sólo para sus discípulos en ese momento, entonces también es exclusivo para sus discípulos el resto del contexto, es decir, orar a Jesús (Jn 14:14), recibir el Espíritu Santo (Jn 14:16), guardar los mandamientos de Jesús (Jn 14:21), etc).

En Mateo 5 el Señor Jesús habla a una multitud de personas a quien les promete el Reino de los cielos (Mt 5:2), en donde tendrán un galardón (Mt 5:12). En Mateo 6:19-20 nos habla de no hacer tesoros en la tierra, sino en el cielo (si no vamos a vivir en el cielo no diría algo así). También, quienes hacen la voluntad del Padre entrarán en el cielo (Mt 7:21). Muchos “se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos” (Mt 8:11).

Como podemos ver, las promesas que el Señor Jesús hace para vivir eternamente en el cielo no se limitan a 144.000 personas, sino a todos los creyentes. Por consiguiente, cada vez que habla de la vida eterna, se refiere al cielo, no a la tierra.

Pablo enseñó acerca del cielo

Pablo escribió una carta a toda la iglesia de Filipos (con la intención de ser leída por todos los creyentes) para que sepamos que somos ciudadanos del cielo (Fil 3:20). También, en su carta a los colosenses dijo que tenemos “la esperanza reservada” en el cielo (Col 1:5). Y a Tesalónico reveló que en el rapto, todos lo que vivamos en ese momento seremos arrebatados para estar siempre con el Señor en el cielo (1Ts 4:17).

Lo que dijeron otros sobre el cielo

Pedro dice que nuestra herencia está reservada para nosotros en el cielo (1Pe 1:4). El escritor de hebreos nos dice también que tenemos bienes y una herencia en los cielos (Heb 10:4).

Todas las enseñanzas acerca del lugar donde morarán eternamente los creyentes están puestas en el cielo. No hay límites. No se trata de 144000 solamente, sino de todos.

 

¿Cómo responderemos?

Todo lo anterior sirve para tener una base. Primero que nada no hacemos mucho teniendo una actitud hostil o de supremacía. El saber la verdad nos da la responsabilidad de saber comunicarla, y como cristianos nuestro deber es ser humildes. Debemos responder con mansedumbre y reverencia (1Pe 3:15), no con una actitud de guerra o triunfalismo que nos haga perder la oportunidad de testificar correctamente.

El punto relevante aquí es demostrar a los testigos de Jehová que sólo 144.000 no irán al cielo. Eso no lo enseña la Biblia, sino la Watchtower. Es muy fácil perderse en las ramas de una discusión estéril acerca de un tema irrelevante, y lo importante es que el testigo de Jehová entienda que los salvados van al cielo, y que esas promesas pueden ser apropiadas si ponemos nuestra fe en Jesucristo.

Espero que este artículo sea de bendición para tu vida. Si tienes algún comentario te invito a plasmarlo en la sección que está debajo. También puedes compartir este artículo para que otros puedan tener la oportunidad de comunicar la verdad a un testigo de Jehová.

Que el Señor te bendiga.

 

Bibliografía consultada para Los 144.000 de apocalipsis y los testigos de Jehová:

  • Biblia Reina Valera 1960
  • Revista Atalaya del 16 de enero de 2016
  • Revista Atalaya del 15 de febrero de 1995
  • ¿Qué enseña realmente la Biblia?”, Watchtower Bible and Tract. Pag 74
  • Norman Geisler y Ron Rhodes, “Respuestas a las Sectas”, Editorial Patmos. Pág 373
  • Samuel Pérez Millos, Comentario Exegético al Texto Griego del Nuevo Testamento – Apocalipsis. Editorial Clie
  • Sitio web de la Watchtower: jw.org

 

 

Acerca del Autor

Juan Valles
Juan Valles
+ Artículos

Teólogo en formación, predicador del evangelio; apasionado por la apologética y la doctrina cristiana; se dedica al estudio de sectas y movimientos religiosos. Está casado y reside en Caracas.

One thought on “Los 144.000 de apocalipsis y los testigos de Jehová

  1. David Puga says:

    Hola, muy buen aporte, es claro que no es un número limitado el que irá al cielo, sin embargo, me llamo mucho la atención una palabra entre tantas, “el rapto”, me gustaría saber qué es lo que hay acerca de este ya que tiene muchas relación con los 144,000.

    Gracias por la información, espero tu mensaje y Dios te bendiga !

Deja un comentario