¿Es cierto que Jesús es hijo de José?

¿Es cierto que Jesús es hijo de José y María?

¿Es cierto que Jesús es hijo de José? Hace algunos días leí en internet los escritos de un tal Tito Martínez, acerca del nacimiento virginal, donde señala que Jesús es tanto hijo de José como de María, carnalmente hablando. Para destacar este hecho Martínez alega que Dios colocó en María el semen de José para fecundarla, y en el pseudo foro que administra Martínez, todo su séquito de foristas le creyó. Esto por supuesto me dio pie para responder a esta mentira y advertir a todos acerca de la forma que este hombre tiene de tergiversar la Palabra de Dios.

Algunos se reirán, se mofarán o incrédulamente pensarán si alguien puede llegar a una conclusión tan absurda, pero sí, lo hizo. No en vano dice la Escritura que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe obedeciendo a demonios con raras doctrinas (1Tim 4:1).

Textualmente el escrito de Martínez dice lo siguiente:

Como todos sabemos, en la Biblia Jesús se llamó a sí mismo cientos de veces “el hijo del hombre”, ahora bien, resulta que en la Biblia la expresión HIJO DE HOMBRE siempre indica que es un hijo de UN HOMBRE Y UNA MUJER, ¡¡DE LOS DOS!!, ya que fue engendrado por la semilla de un varón en el vientre de una mujer. Vosotros mismos lo podéis comprobar acudiendo a una concordancia bíblica y leyendo todos esos pasajes donde aparece en el Antiguo Testamento la expresión “hijo de hombre”, y veréis que SIEMPRE se refiere a seres humanos hijos de un varón y de una mujer, ¡de los dos!, jamás se refiere a un hijo solo de su madre.
Pero resulta que durante siglos, en el sistema iglesiero apostata, el SIA, se ha estado predicando la babosada de que Jesús era solo hijo de María, pero no de José, sin embargo, eso es una burda mentira del diablo enseñada por los apostatas de la fe.
Jesús es el hijo del hombre por la sencilla razón de que era hijo de María y de José, ¡tenía los genes humanos de los dos!.
Lo que ocurrió es que sencillamente Dios el Padre, por medio de su espíritu o energía de vida, puso de forma milagrosa la semilla de José en el vientre de María, para que Jesús fuera engendrado, es decir, no hubo relación sexual entre José y su prometida María, sino que Dios, con su poder, puso los genes de José de forma sobrenatural en el seno de María, y por eso es que Jesús es hijo del hombre, es decir, HIJO DE JOSÉ Y DE MARÍA. ¡¡Si Jesús hubiera sido solo hijo de María, como enseña falsamente el SIA, entonces la Biblia jamás llamaría a Jesús el hijo del hombre!!.

Ahora sí, vamos a destrozar esta burda mentira.

Hijo de Hombre

¿Qué significa Hijo de hombre? El argumento de Martínez es que esta expresión siempre se usa del hijo de un hombre y una mujer, lo cual es una forma de manipular y tergiversar.

La expresión “Hijo del Hombre” es un título aplicado a Cristo en el Nuevo Testamento, pero que se halla también en el Antiguo aplicado a personas comunes y corrientes. ¿Qué quiere decir esto? Podemos ver que se trata de un título mesiánico, ciertamente, aunque también se usa para referirse a un ser humano, alguien con naturaleza humana. Citemos algunos ejemplos.

En el Salmo 4:2 dice: “Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, amaréis la vanidad y buscaréis la mentira?” Aquí en este plural la expresión alude a todos los hombres. Tampoco olvidemos que en el libro de Ezequiel se usa esta frase unas noventa veces, todas aplicadas al profeta, donde Dios le dice, por ejemplo: “Hijo de hombre, profetiza…”

Pero también se usa de Jesús, y no como observando su humanidad sino su mesianismo. En Juan 6:53 vemos al Señor hablando de una manera exclusiva respecto de sí “De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del hombre y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros”.

Edward Vine no se queda atrás y comenta al respecto que “es evidente que el Señor se lo aplicaba a sí mismo de una manera distintiva, porque indica más que la condición de Mesías, la de cabeza universal por parte de aquel que es Hombre. Por ello, acentúa su condición humana, de un orden singular en comparación con el de los otros hombres, porque de Él se declara que es del cielo (1Co 15:47), e incluso cuando estaba aquí abajo, era «el Hijo del Hombre, que está en el cielo» (Juan 3:13)”

Ya tenemos la óptica para este concepto: Jesús es el “hijo del Hombre” por excelencia. Sí, es humano (obviamente) y por ello puede ser tanto Hijo del Hombre (por tener naturaleza humana) como “Hijo de Dios” (por tener naturaleza divina). El primer error de este sectario llamado Tito Martínez está puesto a la luz: Jesús es hijo del hombre por tener naturaleza humana, no por ser hijo de un hombre y una mujer.

Vayamos al Génesis

La primera profecía acerca de la venida del Mesías se halla en Génesis 3:15, donde la Escritura dice: “Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el talón.”

Este pasaje es clave. Dios nos advierte que quien mataría a la serpiente sería la simiente de la mujer. Esto es muy significativo puesto que todos los hombres somos simientes del hombre, no de la mujer. La manera común de nacer, natural y biológicamente posible es que el hombre pone su simiente en la mujer y ésta fecunda, pero es del hombre la simiente. Así que esta profecía nos indica un nacimiento totalmente extraño y ajeno a la forma común: una simiente de mujer, es decir, donde un hombre no ha actuado. Como dice el Comentario Bíblico Mundo Hispano: “De la simiente de la mujer nacería alguien que tendría la capacidad de vengar el engaño hecho a la mujer.”

Así que el alegato de Tito Martínez de que Jesús es hijo de José es totalmente falso, una burda mentira sin asidero, que sólo germinó en su mente.

¿Qué nos Queda?

Tenemos varias conclusiones al respecto. Una de ellas es el hecho de que Jesús es hijo de Dios, no de José. Si Dios hubiera puesto el semen de José en María entonces Jesús sería hijo de José, y no habría un ápice de Dios en su constitución. Y no solamente eso, sino que sería neta y totalmente humano.

También quedaría sin efecto el hecho de que Jesús es preexistente, porque no vendría de la eternidad sino de José. Dicho de otra manera: Jesús no sólo tendría principio en su humanidad, sino que no tendría preexistencia.

También sería pecador, porque el pecado entra por los padres (el pecado entra por el hombre), por la simiente del padre, y al ser hijo de José, de su simiente, sería pecador, vendido al pecado, incapaz de salvarnos.

Así que la conclusión de Martínez no sólo es falsa, sino diabólica. Pretende hacer de Jesús un humano a todas luces, que sólo tendría una unción sobrenatural, nada más.

Justo aquí es donde caben las palabras del teólogo Francisco Lacueva, quien dice:

“… los no creyentes han afirmado que Jesús fue concebido de María por obra de un soldado romano de guarnición en Nazaret, no faltando quienes hayan dicho que fue simplemente hijo normal de José y María. Siendo la concepción virginal de Jesús un misterio y un milagro, es comprensible que sea negado y aun ridicularizado por los que se niegan a aceptar el mundo de lo sobrenatural y la divina inspiración de las Sagradas Escrituras. Por eso ha sido y es blanco de los ataques, no sólo de los incrédulos de todos los tiempos sino especialmente de los teólogos modernistas, quienes siguen todavía llamándose cristianos.”

Y Tito Martínez (y todo aquél que le crea) ha caído a este nivel.

Hijo de Dios, no de José

Para saber de la naturaleza de Jesús debemos entender sobre su nacimiento. En Lucas 1:30-35 dice la Biblia: “Entonces el ángel le dijo: –María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su Reino no tendrá fin. Entonces María preguntó al ángel: –¿Cómo será esto?, pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: –El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que va a nacer será llamado Hijo de Dios.”

La aclaratoria del ángel es evidente: María concebirá en su vientre, porque el Espíritu Santo (es decir, Dios) vendrá sobre ella. Y agrega textualmente: “por lo cual también el Santo Ser que va a nacer será llamado Hijo de Dios.”

Y Jesús tenía plena consciencia de quién era. Nadie olvida que cuando Jesús tenía doce años y estaba en el templo (mientras que su familia lo buscó durante tres días), María le dijo “–Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos buscado con angustia.” La respuesta de Jesús es sorprendente, pues demuestra que ya sabía quién era y que sabía que su padre no era José sino Dios, pues dijo “–¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?”.

Y la estocada final es ésta: cuando José pensó en abandonar secretamente a María, un ángel se le apareció en sueños y le dijo que no la abandonara, porque lo que en ella era engendrado era del Espíritu Santo (no de José). Está claro que hasta el ángel refuta a Martínez.

Está demostrado que este sectario intenta engañar a estas personas que de buena intención acuden a este foro en busca de respuestas a sus dudas espirituales. No nos dejemos engañar ni permitamos que este tipo de cosas ocurra. Jesús es Dios, hijo de Dios, pues todo Dios, la plenitud, completo, sin reservas, habita en el cuerpo de Jesús (Col 2:9), y esto sólo puede ser verdad si es hijo de Dios, no de José.

Acerca del Autor

Juan Valles
Juan Valles
+ Artículos

Teólogo en formación, predicador del evangelio; apasionado por la apologética y la doctrina cristiana; se dedica al estudio de sectas y movimientos religiosos. Está casado y reside en Caracas.