¿Es Jesús el Arcángel Miguel?

¿Es Jesús el Arcángel Miguel?

Algunos pasajes de la Biblia, mal utilizados, han llevado a algunas personas a considerar que Jesucristo podría ser el Arcángel Miguel. ¿Qué dice la Biblia sobre Jesús? Le invitamos a revisar este tema.

La cristología es importante porque entre otras cosas ubica y diferencia. Podemos marcar, gracias al concepto cristológico de alguien, si es verdaderamente cristiano o no. No podemos creer cualquier cosa respecto de Jesús el Mesías, y este artículo es una respuesta a todo el que enseña que Jesús y el Arcángel Miguel son el mismo. Entiendo que se enseña con la mejor de las intenciones, pero eso no basta. Usted puede ser sincero en su enseñanza y aun así estar sinceramente equivocado.

Básicamente los que más aplauden la identificación de Jesús con Miguel son los adventistas del séptimo día y los testigos de Jehová, aunque con una clara diferencia, pues los testigos ven a Jesús como un ángel creado mientras que los adventistas alegan que si bien Cristo es un arcángel no puede ser creado, lo que aparte de ilógico resulta en un absurdo. César Vidal Manzanares comenta al respecto que

Ahora bien, cuando Russell fundó la secta (testigos de Jehová), el adventismo no había establecido de manera clara cuál sería su postura en relación con la divinidad de Cristo. Ciertamente algunos adventistas pretendían mantenerse fieles a la enseñanza bíblica acerca de la plena divinidad de Cristo, pero otros mantenían las tesis arrianizantes que luego han sido popularizadas por los tJ. Finalmente los adventistas llegaron a una especia de término medio que mantienen hasta el día de hoy. Por un lado afirman que Cristo es Dios, pero por otro insisten en que antes de su encarnación era el arcángel Miguel. Ambas afirmaciones son claramente contradictorias pero siguen formando parte de la teología adventista.

Bien, ¿qué es un arcángel? ¿Quién es Miguel? La palabra “arcángel” viene del griego arcangelos, cuya raíz “arc” (o arque) significa “principado” o “gobernante”. Un arcángel es un jefe de ángeles, según su etimología. Y jefe o no, sigue siendo un ángel y creación de Dios (a este respecto los testigos de Jehová son más conscientes que los adventistas). No hay absolutamente nada en las escrituras que nos lleve a pensar que un arcángel es increado. En el Nuevo Testamento sólo podemos ver esta palabra en dos ocasiones, en 1Tesalonicenses 4:16 y en Judas 1:9 . En estos pasajes se nos dice que 1) Jesús vendrá con voz de arcángel, y 2) que Miguel el arcángel disputó con el diablo el cuerpo de Moisés. Por otra parte, el nombre de Miguel significa “Quién como Dios”. De aquí en adelante vamos a desprender nuestro estudio.

Miguel en el libro de Daniel

En el libro de Daniel, capítulo 10 verso 13 aparece por primera vez y relacionado al tema angelical, el nombre de Miguel. El pasaje en cuestión es muy importante. Dice así:

El príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días, pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia. (Biblia Textual).

Basta con leer este pasaje para darnos cuenta que Miguel y Jesús no pueden ser el mismo. Aquí se le describe a Miguel como uno de los principales, muy diferente a Jesús de quien sabemos es Dios, y que en Juan 3:13 se le llama Unigénito (del griego monógenes, único). Aun así hay quienes relacionan a Jesús con Miguel. Ellen White (o Elena White) llegó a escribir que “Durante tres semanas Gabriel luchó con las potestades de las tinieblas, procurando contrarrestar las influencias que obraban sobre el ánimo de Ciro; y antes que terminara la contienda, Cristo mismo acudió en auxilio de Gabriel”. Nada más equivocado.

La identificación de Miguel es la clave del pasaje. Esta traducción vierte que Miguel es uno de los principales príncipes. El hebreo dice EJAD HASARIM HARISHONIM.

La palabra EJAD significa primordialmente UNO. Es la misma que se usa en la shemá “… Jehová UNO es” (Deut 6:4). Esta palabra es un numeral, y está en singular masculino, de tal modo que debe traducirse como UNO.

Otra palabra es el hebreo HASARIM, que según Edward Vine significa significa oficial; líder; funcionario; comandante; capitán; jefe; príncipe; gobernante. Cabe destacar que esta palabra está en plural, y su traducción no puede ser príncipe sino PRÍNCIPES.

Por último tenemos la palabra HARISHONIM, que en el pasaje anterior se traduce como PRINCIPALES. Esta palabra significa, según Vine, “anterior; principal; primero” (pero traducir por “primeros” redundaría un poco). No puede traducirse por “principal” puesto que el término está en plural. De todo esto traducimos esta expresión como “ECHAD (uno) HASARIM (de los principes) HARISHONIM (principales).” ¿Está en concordancia con otras versiones? Veamos:

  • El príncipe del reino de Persia me impidió venir por veintiún días; pero Mijael, uno de los príncipes principales, vino a asistirme; y lo dejé allí con el jefe de los reyes de Persia. (KADOSH)
  • Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso por veintiún días, pero he aquí, Miguel, uno de los primeros príncipes, vino en mi ayuda, ya que yo había sido dejado allí con los reyes de Persia. (LBLA)
  • El príncipe del reino de Persia me ha opuesto resistencia durante veintiún días, pero Miguel, uno de los Primeros Príncipes, ha venido en mi ayuda. Me he quedado allí junto a los reyes de Persia. (NBJ)
  • El príncipe del reino de Persia me ha opuesto resistencia durante veintiún días, pero Miguel, uno de los Primeros Príncipes, ha venido en mi ayuda. Me he quedado allí junto a los reyes de Persia. (NBJcat)
  • Durante veintiún días el príncipe de Persia se me opuso, así que acudió en mi ayuda Miguel, uno de los príncipes de primer rango. Y me quedé allí, con los reyes de Persia. (NVI)
  • Miguel, uno de los príncipes más importantes, me ayudó; porque yo estaba detenido allí junto a los reyes de Persia. (PDT)

Es tan preciso el uso de estas palabras, que hasta la muy manipulada traducción de los testigos de Jehová (TNM) dice que Miguel es “uno de los príncipes prominentes”. Así que no hay excusa: Jesús y Miguel no son el mismo.

La voz de Arcángel en 1ra Tesalonicenses

El apóstol Pablo escribió:

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo, y los muertos en el Mesías resucitarán primero.

En el sitio web de la watchtower (Organización de los testigos de Jehová), dice lo siguiente: “El Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel. Este pasaje dice que Jesús hablará con voz de arcángel. Por lo tanto, da a entender que el propio Jesús es el arcángel Miguel.”

No puedo apoyar tal declaración. Pablo dice que Jesús vendrá con tres cosas: 1) Voz de mando, 2) Voz de Arcángel y 3) Trompeta de Dios. ¿Indica esto que Jesús es un arcángel? Debo decir que no. La explicación más racional es que la voz de arcángel es para ampliar la información de la voz de mando, nada más. Algunos (y les respeto) piensan que la voz de Arcángel hace referencia a Miguel acompañando a la voz de Cristo (porque deducen que no son el mismo pero que Miguel estará con el Señor). Tal es el caso de John MacArthur, quien en su comentario al texto de Apocalipsis, dice en la página 27 que “Es posible que el arcángel de ese pasaje sea Miguel y que haga escuchar su voz mientras se enfrenta a los intentos de Satanás de interferir el arrebatamiento.”

MacArthur dice que “es posible” que la voz de Arcángel sea la de Miguel porque no es el único Arcángel. A la luz de Daniel 10:13, recordemos que Miguel es uno de los principales, pero no el único, y que la literatura judía menciona a Gabriel, entre otros. Por eso, A. T. Robertson (de quien siempre diremos que es el más grande erudito del griego bíblico), dice que la voz de arcángel es “Una explicación adicional de keleusmati (voz de mando). El único arcángel mencionado en el N.T. es Miguel en Judas 9. Pero nótese la ausencia del artículo tanto con phönëi como con archaggelou. Así, la referencia puede que sea indefinida.” Así, bien podría traducirse este pasaje como “una voz de un arcángel”, un hecho que da el tiro de gracia a los que identifican, erróneamente, a Jesús con Miguel.

Lo que dice Judas 9

En Judas 9 se habla de Miguel el arcángel. El pasaje dice

Mientras que el arcángel Miguel, cuando disputaba con el diablo, contendiendo por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición, sino que dijo: ¡El Señor te reprenda!

Me parece sumamente valioso el comentario de William Barclay:

La lección que Judas ve en esto es que Miguel estaba ocupado en una tarea que le había asignado Dios; el diablo estaba tratando de impedírselo, presentando unos derechos que en realidad no tenía. Pero, hasta en un conjunto de circunstancias así, Miguel no habló mal del diablo, sino simplemente le dijo: «¡Que el Señor te reprenda!» Si el más importante de los ángeles buenos se negó a hablar mal del mayor de los ángeles malos, hasta en circunstancias tales, no hay duda que ningún ser humano puede hablar mal de ningún ángel.

El pasaje es claro. Según Judas, Miguel sabía que no tenía la autoridad suficiente para hacer más que un “el Señor te reprenda”. Aquí cabe preguntarse: Si realmente Jesús y Miguel son la misma persona, ¿estaría así de limitado, incapaz de proferir juicio, aun cuando sabemos que todo el juicio ha sido dado a Jesús? La controversia que detalla este pasaje es que algunos lo relacionan con Zacarías 3:1,2. Cito lo de la Biblia textual:

Después me mostró al sumo sacerdote Josué, colocado delante del ángel de YHVH, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarlo. Pero dijo YHVH a Satanás: ¡YHVH te reprenda, Satanás! YHVH, que ha escogido a Jerusalem, te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del fuego?

El paralelismo que se quiere implantar aquí es que, como Jehová sólo reprendió a Satanás, justificaría el hecho de que Miguel, siendo el mismo que Jesús, también sólo reprendió a Satanás. Pero a simple vista se intenta injertar un milagro, pues los textos no tienen nada que ver el uno con el otro. En primer lugar, el texto de Judas establece que Miguel no tiene la capacidad de juzgar a Satanás, eso es notable en el contexto. Mientras que en Zacarías el tema no es el no tener capacidad de juicio sino el de mostrar en Josué la misericordia de Dios hacia su pueblo, y para lo cual era necesario que Satanás no huyera (aun cuando se le reprendió dos veces), sino que Dios desechara la vileza de Josué mas no su persona. Mientras Miguel está en una batalla, El Señor está atendiendo la acusación hecha a la nación (representada en Josué) y emitiendo un veredicto de gracia. Son temas totalmente distintos, e intentar armonizarlos evidencia desespero por mantener una mentira. Es saltar por encima del contexto a fin de mantener un pretexto.

Un Argumento Necesario

Para nadie es un secreto que el relato de Judas 9 fue extraído de tradiciones hebreas. No intento desacreditar la enseñanza de Judas 9 como si se tratase de algo no inspirado. Pero, ya que sabemos que este relato (de donde algunos infieren que Jesús es el mismo que Miguel) resulta de tradiciones judías (se trata de La Asunción de Moisés), ¿sabían nuestros amigos testigos de Jehová y Adventistas que estas tradiciones alegan que Miguel es uno entre varios arcángeles de entre los cuales hasta se citan algunos nombres? Cito aquí el valioso comentario de Simón Kistemaker:

La literatura apócrifa enseña que hay siete arcángeles. Esta información concuerda con la descripción que hace Juan de “los siete ángeles que están delante de Dios” (Ap 8:2). Cuatro de ellos tienen nombre: se llaman Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel. Miguel es el líder de los ejércitos celestiales que combaten contra Satanás y sus ángeles caídos, y los desalojan del cielo (Ap 12:7–9).

Así que siendo consecuentes, si Judas siguiera escribiendo acerca de Miguel y las tradiciones judías, habría tenido que seguir diciendo acerca de los demás arcángeles. Por lo tanto, es absurdo decir que Jesús es Miguel (de quien la Biblia nos dice que uno más entre varios). Me permito decir lo que dijo Tertuliano: “De ningún modo se observa a Cristo como un ángel: como Gabriel o Miguel.” -Tertuliano 210 d.C.

 

 

Juan Valles

Juan es miembro activo de la Iglesia Evangélica Pentecostal Las Acacias, y es un apasionado por la apologética y la doctrina cristiana, dedicándose al estudio de sectas y movimientos religiosos. Es estudiante del Seminario Evangélico de Caracas. Es webmaster y fanático de las redes sociales.

Comentarios Usando Facebook

Close Menu