¿Es verdad que sólo los testigos de Jehová evangelizan?

¿Es verdad que sólo los testigos de Jehová evangelizan?

Una de las afirmaciones con las que más me he topado, por miembros de los testigos de Jehová, es que ellos son los únicos que evangelizan, que cumplen con el mandato de Dios de predicar las buenas noticias, lo que les sirve para elaborar más o menos el siguiente silogismo:

  • Jesucristo ordenó a sus discípulos que llevaran las buenas noticias.
  • Los testigos de Jehová son los únicos que llevan las buenas noticias.
  • Los testigos de Jehová son los verdaderos discípulos o creyentes.

Aunque es cierto que los testigos de Jehová se esfuerzan por predicar, y así los vemos constantemente en las calles, no obstante habría que preguntarse si tienen razón en lo que afirman. ¿Son los únicos que predican en las calles? ¿Son los únicos que van a tocar puertas? ¿Significa eso que con la iglesia verdadera? La verdad no es tan sencilla como parece, o como a ellos se la han explicado.

En otras ocasiones he dejado muy claro el hecho de que no tengo nada en contra de un testigo de Jehová. Conozco muchos. Trato con algunos frecuentemente. Y pienso que nuestras diferencias teológicas se deben a que cuando ellos fueron adoctrinados, no cumplieron lo que hicieron los bereanos en hechos 17, es decir, investigar y estudiar la veracidad de lo que les enseñaban. Por eso, cuando alguien les dice la verdad, simplemente ya no están dispuestos a creer.

El tema de la predicación es demostrable. No sólo el testigo de Jehová predica. Y cada religión o denominación tiene sus estadísticas para demostrarlo. Si la postura enseñada por la Watchtower fuere cierta, entonces sólo los testigos de Jehová experimentarán un crecimiento en su membresía. Y todo movimiento que dedique tiempo a la predicación debe, en consecuencia, experimentar crecimiento. Veamos sólo algunos ejemplos, comparando el ruselismo (o los testigos de Jehová) con otras denominaciones que datan de la misma época, como lo son los mormones y los adventistas.

Según el sitio web jw.org de los testigos de Jehová, el informe del año de servicio para 2017 arrojó unos 8.457.107 de testigos de Jehová. Por su parte, los adventistas del séptimo día publican en su web adventist.org que para diciembre de 2015 tenían una membresía de 19.126.438 personas (más del doble de lo que tienen los testigos de Jehová un año después). Y en el mormonismo, tienen publicado en su web lds.og que para el año 2017 tenían una membresía de 16.118.169 personas (prácticamente el doble que para la misma fecha tenían los testigos de Jehová). Fíjese que sólo hemos comparado a los “testigos” con movimientos de similar data. La diferencia sería abrumadoramente mayor si la comparamos, por ejemplo, con el movimiento pentecostal, que nació unas tres décadas después del ruselismo y ostentaba para el año 2005 unas 105.000.000 de personas.

Así que, estadísticamente podemos corroborar que no sólo los testigos de Jehová predican, y que otros movimientos denominacionales han tenido un mayor éxito que los testigos de Jehová. ¿A qué se debe esto?

Predicación de casa en Casa

Una de las cosas que caracterizan a los testigos de Jehová es su predicación puerta a puerta, es decir casa por casa. Aquí ofrecen literatura y estudios bíblicos gratuitos. Tajantemente afirman que son los únicos en hacer esto: “Solo hay un grupo de personas que efectúa esta obra predicha por Jesús.” (Revista La Atalaya, 1 Junio 1994).  Pero ni aun en este apartado son los únicos que lo hacen.

Yo mismo he participado activamente en la predicación casa por casa, y no soy testigo de Jehová. También he visto a mormones hacerlo. Pero como veremos más adelante, que alguien predique de casa en casa no es el distintivo de la verdadera Iglesia o congregación de Dios.

Mientras que los ruselistas invierten quizá la mayor parte de su tiempo en este tipo de predicación, otras denominaciones la cuentan entre una de sus muchas maneras de dar a conocer las buenas nuevas. Mientras que un testigo de Jehová visita cuatro hogares en una hora, un predicador con un micrófono puede llegar a decenas de personas en la misma cantidad de tiempo; o un predicador por televisión puede alcanzar a miles. De esto puede desprenderse el bajo rendimiento de los testigos de Jehová en su crecimiento respecto a otras denominaciones o movimientos.

¿Cuál es el método según la Biblia?

Cuando vamos a las Escrituras, observamos que el Señor Jesús envió en dos oportunidades a sus seguidores a llevar las buenas nuevas antes de su crucifixión. Primero envió a sus doce (Luc 9:1-6); y más tarde envió a setenta personas de dos en dos (Luc 10:1) por los lugares que Él mismo tendría que ir. No los envió de casa en casa sino que, en la casa que visitaran, ahí mismo tendrían que quedarse. En Luc 9:4 dice «En cualquier casa que entren, quédense allí hasta que salgan del pueblo» (NVI). Esto fue un mandato específico para personas específicas en tiempos específicos.

Luego de esto no hay maneras específicas, es decir, todas las ordenanzas para predicar son simplemente llevar el mensaje, sin métodos, en cualquier lugar; donde nuestra voluntad se encontrará el poder del Espíritu Santo para convencer de pecado. Por eso encontramos en Mt 28:19 que dice «Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones…» (NTV). En Mc 13:10 dice que «Pues antes del fin, el evangelio tiene que anunciarse a todas las naciones» (DHH). En Hechos 5:42 se nos dice que los apóstoles predicaban tanto en el templo como en las casa. A Timoteo le dijeron que predicara la palabra en todo momento (2Ti 4:2). Pablo predicaba en las sinagogas (Hech 9:20), y Pedro afirma que «Y él nos ordenó que predicáramos en todas partes» (Hch 10:42).

Conclusión

Así, el énfasis no está puesto en predicar exclusivamente de casa en casa o en un lugar específico, sino en todas partes y en todo momento. Y todos lo hacen, no sólo los testigos de Jehová. Ahora, una cosa es predicar (que hasta los musulmanes lo hacen), y otra tiene que ver con el mensaje y la doctrina que se predica, que es otro asunto. Alguien podrá predicar mucho, pero si su mensaje es una doctrina contraria a la establecida en la Biblia, sea maldición (Gal 1:8). Así, no sólo creemos que la Watchtower ha engañado al testigo de Jehová acerca del método de predicar, haciendo creer que ellos, por ser exclusivos, son quienes tienen la verdad; sino que también le engañan en cuanto a la doctrina, cosa que se puede evidenciar en todo nuestro sitio web.

Que tenga un excelente día.

Comentarios Usando Facebook

Close Menu